Monólogo

—¿Vos te das cuenta que hace quince minutos que haces un monologo de estupideces? ¡Cerra el orto chabon!

Mi otro yo cansado de las estupideces que (mentalmente) hablo.

Una relación problemática

—¿Alguna vez pensaste en estar en una relación seria?
—Lo pensé, sí. El tema es que a mí me gusta hacer lo que me gusta hacer y me gusta no hacer lo que no me gusta hacer.
—Eso es un problema.
—Exacto.
—Porque en una relación a veces tenés que hacer cosas que no te gusta hacer y a veces no podés hacer cosas que te gustan.
—Claro, ¿ves? Ahí está el problema. Igual le dí vueltas al asunto, no te creas.
—¿Ah, si?
—Sí. Llegué a una conclusión: lo que necesito es un perro.
—Pero, vos odias los perros, ¿no?
—Sí. Eso es un problema.

Coherencia

—¿Acá?
—No, no, ahí no.
—¿Acá?
—Mmno, tampoco. No me gusta.
—¿Este?
—No, ahí no da el sol.
—¿Dónde querés sentarte entonces? ¡Ningún lugar te gusta!
—Y bueno, ya sé. ¡Es que son todos incorrectos! No están bien: siempre les falta algo.
—Ya te dije mil veces que a todo lo falta algo. Lo perfecto no existe, ¿entendés?, NO-EXISTE.
—Sí, ya sé que no existe. Yo no quiero algo perfecto, ¿entendés?, simplemente que sea correcto, que sea lógico, ¿entendés? No quiero que sea perfecto.
—Pero lo que vos consideras correcto ¡NO EXISTE!
—Ya sé, ya sé. Ese es el problema. Eso es justamente lo que está mal. Como está mal debería ser corregido ¿entendés?, sino ¿cómo hago? ¿Cómo hago para funcionar si está todo mal siempre?
—Sos un pelotudo nene. Sos un pelotudo.
—Es culpa mía si las cosas están mal, ¿eh? Es culpa mía si las cosas no son como deberían ser, ¿eh? ¿Yo que culpa tengo?
—…
—¿Entendés? Yo sólo quiero que haya lógica, que haya coherencia. No quiero que todo sea perfecto, sólo que las cosas sean como tienen que ser. Eso nomás. ¿Es mucho pedir acaso? ¿Eh?

Soberbia

—Creo que tengo un problema de soberbia inteligencial y cultural
—¿Qué es eso?
—Dicho en pocas palabras, todos me parecen una manga de pelotudos ignorantes.
—¿Y vos qué?
—¿Yo? Yo soy el rey de los pelotudos, pero por lo menos me leí un par de libros.